CULTURA Y TURISMO

TURÍSTICOS

ACUSH: Centro arqueológico situado al Nor-Oeste de Huácar, a 10 Km. de distancia de la capital distrital y 5 Km. del pueblo de Cochatama. En un cerro adyacente, quedan construcciones líticas y numerosas cavernas donde se encontró objetos de arcilla e instrumentos de hueso, junto a restos humanos despedazados.

ATASH: Es una ciudad mística milenaria, localizada a más de 15 Km. de Huácar, y lado Oeste, con cuatro colinas colmadas de construcciones de piedra y barro, aproximadamente a 3,200 m.s.n.m. Es conocido como el Macchu Picchu del distrito de Huácar.

RUMALHUARANGA: La fortaleza de los Rumas está ubicada en los límites con Utcush (Cayna) y por la comunidad de San Juan de Yanamachay, fue la ciudad de los Mitmas de donde salían a intercambiar la destreza de sus labores con cultivos alimenticios para los demás reinos ubicados entre yaros, yachas y chupachos. Se encuentra a 25 km de la capital de Huacar.

En la misma forman citemos al “pueblo viejo de Huacar”, Collormayos, los Maucas, Tupines, Quinuash, Rauquines, etc., que se ubican a escasos kilómetros de ciudad.     

IGLESIA SAN MIGUEL: Es de tipo barroco colonial y su construcción se realizó en (1,572  y 1,965 su reconstrucción). En su interior se encuentra la Virgen Purísima y la venerada imagen de San Miguel Arcángel, el Cristo de Tres Rostros, el niño Jesús de Piedra.

POSADA DE BOLIVAR: Situada a un costado de la iglesia, donde llego el Libertador Simón Bolívar, a su paso a la batalle de Junín en 1824.

RECREO DERREPENTE: Museo Etno Botánico, ubicado en el barrio Ticra (de la familia Tiburcio-Pegginho).

Es un lugar donde se encuentra una variada colección de tallados, formaciones nativas con figuras humanas y zoomorfas, animales silvestres de la zona y ornamentación con plantas exóticas y de jardinería.

Posee una colección de antiguos ceramios y dijes arqueológicos preincas, de: Rumalhuaranga (en Yanamachay), Piquimarca y Piedracalla (Maunca). 

 

FOLKLORE: Cofradía de los Negritos, Pastorcitos, Mamarayhuana, Chunchos (Atahuayón), Pasacalle, Siembra (Huacapucllana), Huayno.

ATASH

“PATRIMONIO CULTURAL DE LA  NACIÓN”

El santuario de atash, se encuentra a 16 km. De la cuidad de Huácar en la  cumbre de un espolón a 3,500 m.s.n.m. tiene dos zonas claramente diferenciadas, el núcleo residencial y/o habitacional del área urbana y el área agrícola que los circundan, conformado por miles de andenes y decenas de terrazas, donde se pone de manifiesto la alta ingeniería de los constructores de esa época, cuya muestra habría sido emulado por los incas.

 

Atash se habría desarrollado al finalizar el primer milenio de nuestra era (intermedio – tardío), la zona urbana fue construida en una área de 10 a 15 hectáreas aprox. En las  cuales existen gran cantidad de construcciones de arquitectura urbana y residencia. Las paredes interiores de los recintos presentan nichos u hornacinas irregulares, también se observa las portadas, torreones  de vigilancia construidos con piedra labrada y argamasa, al intermedio del complejo existe una zona planicie que habría sido el lugar destinado al culto de las huacas; el sector agrícola se ubica en ambas vertientes del cerro Misericordia y Huairapastana, donde se observan andenes y canales de irrigación que abarcan un área de 300 a 400 hectáreas.

RUMALHUARANGA

FORTALEZA YARO 

 En los territorios de la actual región de Huánuco,  la  historia ancestral comienza hace más de 10, 000 años con la presencia del hombre de Lauricocha,  y la cultura Kotosh; posteriormente en el trapecio andino del valle de huertas tenemos la presencia de diversos reinos como: Rumal, Atash, Tupines, Acush, Maucax, Tacta y los Huacas (hoy Huacar), pertenecientes a los Chupaychos. .

En las alturas del distrito de Huácar y Cayna, región de Huánuco en medio de la espesa vegetación quechua, se encuentra uno de los vestigios arqueológicos más importantes del reino de los chupaychos, pertenecientes a la nación Yaro,  la fortaleza de Rumalhuaranga, ubicado a unos 3 500 m.s.n.m.  Cuyas construcciones arquitectónicas, hidráulicas y de andenería deslumbran a los visitantes, siendo disperso en un área de 30 519 hectáreas. 

El complejo arqueológico de  Rumalhuaranga  es única y excepcional, cuyas construcciones arquitectónicos presentan punto de dilatación “antisísmica” y ductos de ventilación, llamados actualmente calefacción, en esta fortaleza hubo la ocupación del  horizonte medio (700 a 800 dc) y horizonte tardío (1470 a 1532 dc), está conformado por sectores diferenciados, que se hallan separados por plataformas naturales, torreones de vigilancia y el sistema de andenería.   

Hacia el extremo del asentamiento se ubica una estructura de planta circular de características defensivas, en la parte más elevada se encuentra las estructuras de planta cuadrangular las cuales presentan construcciones de dos y tres pisos, encontrándose en su interior hornacinas y recintos cuadrangulares, rectangulares que contiene falsa bóveda y voladizos; así como nichos trapezoidales, recintos domésticos y funerarios.

A pesar del paso de los años  más del 60 % de esta ciudadela se encuentran cubiertos por arbustos y vegetación de la zona, constituyendo  una expresión de las dinámicas sociales de los chupaychos quienes se asentaron en la cumbre de Rumal  actual territorio de San Juan de Utchus y Yanamachay distrito de Huácar y Cayna, que encierra los misterios y enigmas del pasado, a la espera de ser develada al mundo.

El  monumento arqueológico prehispánico de Rumalhuaranga, requiere de un estudio riguroso por estar en el primer orden de monumentos arqueológicos,  su puesta en valor y uso social es importante; hecho que debería  involucrar a los diversos sectores  ligados al estudio histórico, antropológico y turístico a fin de conservar nuestro legado cultural y por ende promover el turismo.

 

En estas vacaciones si usted desea recargarse de energía y tener un contacto directo con la naturaleza, visite Rumalhuaranga la fortaleza Yaro, diríjase desde Huánuco a través de la carretera central hasta Ambo, luego tomar la vía alterna carretera Ambo Yanahuanca, hasta el desvió del poblado de Yanamachay  a través de una  vía afirmada, luego  ingresar por una vía serpenteante de bellos paisajes andinos hasta la fortaleza, haciendo un total de 2 horas de viaje desde Huánuco. Ligados al estudio histórico, antropológico y turístico a fin de conservar nuestro legado cultural y por ende promover el turismo.

CHULLPAS DE GOLLORMAYO

Las chullpas de Gollormayo construida con piedra pulida de base angular o redonda, por su ubicación estratégica habría sido el observatorio místico y sagrado por los constructores, aquí se ofrendaba a los dioses tutelares, quienes protegían las cosechas, cuya producción fue almacenada estas chullpas.

 Durante la guerra del pacifico (1882), Andrés Avelino Cáceres, llego a Huácar a fin de solicitar apoyo para el ejército peruano de la resistencia de la sierra central contra la ocupación chilena, los lugareños le proporcionaron víveres que tenían  en sus chullpas , en agradecimiento al pueblo “el brujo de los andes”, habría nombrado general al notable ciudadano de apellido Gutarra, enterados de este caso los Chilenos habían destruido las chullpas, logrando salvar solo una,  los aguerridos huacas.


IGLESIA COLONIAL SAN MIGUEL ARCANGEL DE HUACAR

IGLESIA SAN MIGUEL

La ciudad de Huácar como distrito de la provincia huanuqueña de Ambo, es un bello lugar con gran historia y encanto propio, donde se pueden apreciar las bondades y la hospitalidad de su gente.

Se podría decir que este distrito es una tierra de embrujo y tradición, pero también es una ciudad con un gran fervor religioso, hecho que se muestra en la realización de su fiesta patronal: la fiesta de San Miguel Arcángel, los días 28, 29 y 30 de Setiembre.

Dicha festividad es, como su nombre sugiere, en homenaje a San Miguel Arcangel y simboliza la unidad y cooperación de todas las comunidades aledañas a Huacar, las mismas que participan en todo acto programado en homenaje a su santo patrón.

Esto se evidencia en que no solo llegan turistas nacionales sino internacionales, para degustar de los múltiples platillos y bebidas que Huacar ofrece tales como la pachamanca, el locro de gallina o res, el picante de cuy, y, aunque suene increíble, la mayoría de esos platos son ofrecidos por los pobladores de forma gratuita.

Las actividades de esta fiesta se centran en la  Iglesia Colonial de San Miguel de Huacar,  que es una de las mas antiguas y primeras iglesias de Huánuco, data del año 1600 aproximadamente, fue construido por los padres Franciscanos, es de estilo Barroco, con decoración dorada en pan de oro. Sus imágenes son españolas, esta iglesia es la tercera construida en la época colonial en el Perú y la única en Latino América con siete balcones frente a su plaza mayor. Es una fiesta que simboliza la unión y cooperación entre todos los Huacarinos, ya que todos participan sin discriminación alguna, con el único objeto de venerar al santo Patrón; divirtiéndose a lo grande que finaliza con el tradicional «ayhuallay» (música de despedida huanuqueña). Esta es quizás la fiesta principal que Huácar ofrece, la cual espera recibir el verdadero reconocimiento y reivindicación que se merece..

EL ÁRBOL DE LA CRUZ EN EL DISTRITO DE HUÁCAR

Un nuevo atractivo turístico natural suma a los que ya tiene el distrito de Huácar en la provincia de Ambo. Esta vez se trata del ÁRBOL DE LA CRUZ, un molle que se puede apreciar caminando desde Huácar, unos veinte minutos, con destino a la comunidad campesina de Huishca.

MUSEO Y ZOOLÓGICO D´REPENTE

recreo turístico

D’repente el primer zoológico de Huánuco, en la actualidad el zoológico de D´ repente lleva el nombre de “zoológico yawarcondor”.  Es una colección privada de animales exóticos vivos de la selva y la sierra, todo un espectáculo de aves, reptiles, mamíferos entre ellos; monos, papagayos, tortugas, lagartos, venados, alpacas, zorros, águilas, búhos, guanaco, perdiz, culebra, sajino, entre otros.

 

En el museo encontramos valiosa colección de diversos vestigios de la época pre inca, inca, colonial y republicana; así mismo hermosos trabajos de arte grabado con materiales de la zona, elaborados por las manos expertas de don Fortunato Tiburcio.