FISCALIZACIÓN Y CONTROL

Estamos en una nueva era para la actividad de fiscalización y el ejercicio de su potestad. Esta se inició hace pocos años, para ser más precisos, en diciembre de 2016 con la promulgación del Decreto Legislativo N° 1272 que por primera vez la regula de manera obligatoria, bajo reglas comunes y estableciendo una línea base para todas las entidades del Estado. Esta norma modifica la Ley N° 27444 (en adelante, LPAG), que es la Ley del Procedimiento Administrativo General.  De aquí se origina un Texto único ordenado mediante Decreto Supremo N° 004-2019-JUS (en adelante, TUO LPAG), que regula esta actividad desde el artículo 239 al 246.

Aquí se muestra la importancia hacer transitar a la actividad de fiscalización desde un tratamiento únicamente legal hacia uno bajo ejes y pilares, por lo que la gestión pública moderna invita a que esta actividad se oriente hacia objetivos de Estado, de Políticas Nacionales y generen valor público al administrado y/o ciudadano con una multiplicidad de servicios o intervenciones, algunas que se han estado realizando y otras nuevas; por lo que su actividad puede ser realizada de forma variada y con múltiples estrategias. La Subgerencia de Fiscalización y Control tiene la finalidad de cautelar el cumplimiento de las normas y disposiciones municipales administrativas, que contienen obligaciones y prohibiciones que son de cumplimiento estricto de los ciudadanos, empresas e instituciones en el ámbito de la jurisdicción de la Municipalidad distrital de Huácar.

La Subgerencia de Fiscalización y Control tiene la finalidad de cautelar el cumplimiento de las normas y disposiciones municipales administrativas, que contienen obligaciones y prohibiciones que son de cumplimiento estricto de los ciudadanos, empresas e instituciones en el ámbito de la jurisdicción de la Municipalidad distrital de Huacar.